Ritual de esferas orientales

 

Hoy os queremos presentar un Ritual muy especial, creado en colaboración con Jorge Solanes Doz, Licenciado en Ciencias del Deporte.

Es un ritual para hombre y mujer que recupera tu cuerpo y tu energía tras el ejercicio y los esfuerzos del día a día.

La realización constante de ejercicio físico provoca un stress continuo en el cuerpo agarrotando los músculos, debido a su hipertrofia o a su fatiga por el sobreentrenamiento.
Esto hace que la musculatura no funcione correctamente, causando diferentes desequilibrios en el cuerpo.

Para entenderlo, pongamos el ejemplo de un coche. Cuando los neumáticos son sometidos a un gran stress debido a largas horas de rodaje, o a un rodaje por superficies abrasivas, éstos se van desgastando, no recuperan su estado inicial y, poco a poco, repercute en la dirección, la alineación, suspensiones…

Esto mismo ocurre con nuestro cuerpo. Someter a la musculatura a largas horas de trabajo, o a trabajos muy abrasivos (entrenamientos de hipertrofia, polimétricos…), si no retornamos los músculos a su estado inicial, acaban apareciendo desalineaciones en la columna (hiperxifosis, hiperlordosis, escoliosis) desgastamos en mayor medida los cartílagos, forzamos más los tendones…

Para corregir esto, lo primero que nos viene a la cabeza es realizar estiramientos después de entrenar. Pero no sólo es eso, de hecho, muchas veces no es recomendable realizarlos.

Lo que sí es seguro es la producción de toxinas dentro de nuestra musculatura. Toxinas que nos producen agujetas, sobrecargas musculares… y la única forma de recuperar es la liberación miofascial.

Para ello es muy recomendable la realización de masajes, no solamente por el efecto descontracturante, sino también por los efectos de activación sanguínea que hacen que todas esas toxinas se drenen y nos alivien nuestras fascias musculares. Que éstas estén sanas y libres para funcionar correctamente.

Además de ello, el efecto energético que el/la masajista ejerce sobre la persona, hace que los equilibrios cuerpo-mente se nivelen, dando un doble beneficio a esa recuperación.

 

El masaje con las esferas chinas ( que representan el yin y el yang), dan ese equilibrio energético constante, haciendo que su efecto descontracturante no sea tan abrasivo como otros métodos de masaje, ya que no es tan doloroso pero sí igual de efectivo.

Ésto conlleva otra ventaja, al acabar el masaje tus energías están tan equilibradas que tu estado anímico no decae, sino que te encuentras mucho más activo para continuar el día.

Para finalizar, y retomando el ejemplo del coche, pensemos en que los neumáticos u otras piezas se pueden reponer, al igual que podremos comprar varios coches a lo largo de nuestra vida, pero CUERPO SÓLO TENDREMOS UNO Y ÉSTE HAY QUE CUIDARLO, así que si invertimos en talleres, ITV etc, ¿por qué no lo hacemos en nuestro cuerpo?

Efectos del masaje con esferas en las diferentes partes del cuerpo:

SIENES: El movimiento en esta zona relaja tanto los ojos como la cabeza, ideal para jaquecas, estrés, insomnio o problemas de la vista.

CUELLO: Descontractura hacia abajo la espalda y mejora la circulación sanguínea del cerebro, además alivia la cefalea, la inflamación y dolor de garganta, la tos o el asma.

ABDOMEN: Se recomienda para el estreñimiento crónico y la digestión lenta.

ESPALDA: Alivia dolores, contracturas cervicales, trastornos de movilidad en los brazos y también cefaleas.

BRAZOS: Especialmente indicado para personas que realicen tareas manuales, mecánicos, artesanos, madres que han de llevar a sus bebés en brazos…también es apropiado para los temblores de la mano, mala circulación e insomnio.

ESPALDA BAJA: Activa la función de los riñones fortaleciéndolos y eliminando líquidos y toxinas.

CADERA Y CINTURA: Descontractura los músculos de la cadera y la cintura, acomodando las vértebras y previniendo una mala postura. Indicado, muy especialmente, para los dolores de la cadera o las piernas, además del cansancio general en los miembros inferiores.

PIERNAS: Elimina el estrés, alivia los edemas por retención de líquidos, y alivia la sensación de agarrotamiento después de realizar un gran ejercicio físico. Previene las varices y la mala circulación.

PIES: Este masaje relaja todo el cuerpo, ya que tanto las manos como los pies son la zona refleja de todo nuestro cuerpo. Al detenerse en estos miembros, no solo relaja, sino que además permite que las glándulas de nuestro cuerpo funcionen perfectamente y produzcan y liberen mayor cantidad de endorfinas, que son las hormonas del bienestar, del humor y el rejuvenecimiento.

También corrige la postura y la ubicación de la columna vertebral, especialmente útil para deportistas y para personas de tareas sedentarias o de postura fija durante mucho tiempo.

 

Categorías:Tratamientos corporalesEtiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .